Metodologías para fomentar la participación en el aula (II)

Por 5 septiembre, 2019Educación

Las metodologías participativas permiten un mejor aprendizaje por parte del alumnado gracias a una mayor implicación, no sólo por parte de ellos mismos en su educación, sino también de su entorno (padres, madres, profesorado, etc.). En un primer artículo, ya vimos algunas estructuras de participación que se pueden usar en un centro educativo para fomentar la participación. Esta vez nos centraremos en ejercicios y herramientas que podemos aplicar en el aula para implicar al alumnado y hacer más participativo el proceso de enseñanza-aprendizaje. Recuerda que si estás interesado en este tipo de metodologías puedes consultar el manual Itinerarios de participación en centros educativos que realizamos junto a la Asociación Madre Coraje.

Gamificación

Un recurso participativo e interactivo en el aula que ha ganado gran aceptación en los últimos años es lo que conocemos como gamificación, esto es, aplicar la mecánica de los juegos al ámbito educativo, con el objetico de motivar y enseñar desde una perspectiva lúdica. Este carácter lúdico fomenta la participación de todo el alumnado y la interiorización de conocimientos, al hacerse de una forma divertida que genera una experiencia positiva en el participante. Aunque se puedan utilizar términos que fomenten la competitividad (como puntos, ranking, nivel, etc.), no debemos olvidar que el objetivo es la inclusión y el aprendizaje cooperativo, por lo que se ha de fomentar el trabajo en equipo para lograr los objetivos del juego. En este enlace se explican algunas técnicas y herramientas que te pueden servir en este proceso de gamificación.

Trabajo por proyectos

El trabajo por proyectos se basa en poner en el centro del aprendizaje al alumno/a, para que, a través de un proyecto o problema que se plantea, sean los propios estudiantes los que deban organizarse, obtener la información y elaborarla para así adquirir los conocimientos. En esta metodología, el alumnado sigue un proceso en donde el resultado final no es el objetivo, sino el camino que se toma para llegar a él. Por tanto, el aprendizaje de contenidos tiene la misma importancia que el hecho de poder adquirir habilidades y actitudes durante el proceso. Aquí puedes encontrar más información sobre cómo iniciar este aprendizaje basado en proyectos.

Aprendizaje colaborativo

Relacionado con el trabajo por proyectos y la gamificación está lo que se conoce como aprendizaje colaborativo, en el que dos o más personas se unen y trabajan juntos para resolver un problema. Se centra, por tanto, en potenciar las capacidades de cada estudiante a partir del intercambio de conocimiento entre ellos, de manera que, trabajando de forma colectiva, cada estudiante logre destacar por sus propias habilidades individuales. Entre los beneficios de este tipo de aprendizaje destacan la mejora de la comunicación y la convivencia entre compañeros/as, el aumento de la autoestima y de capacidades de liderazgo, la implicación e inclusión de todos por igual, y el desarrollo de la responsabilidad e independencia.

Webquest

Un ejemplo de lo que venimos hablando son las Webquests, actividades estructuradas y guiadas que se basan en el uso de internet por parte del alumnado para buscar respuestas e información sobre un tema que plantea el profesor/a. Esta dinámica estimula al participante a través de la investigación y permite desarrollar competencias como el pensamiento crítico, la creatividad, la toma de decisiones, o el manejo de la información y la tecnología. Es una metodología en la que el propio alumnado construye su conocimiento a través de la búsqueda guiada por un profesor/a. El alumnado puede trabajar individualmente, en parejas o en grupos, para elaborar un producto que va desde una presentación, o un documento, hasta una escenificación teatral, un artículo de opinión o un guión radiofónico, etc. Las Webquest son así una herramienta educativa que fomenta el aprendizaje cooperativo, la búsqueda autónoma de información e importantes competencias educativas como la creatividad o el pensamiento crítico. Más información en este enlace.

Tertulias dialógicas

La tertulia dialógica es una dinámica basada en el diálogo, en la que se pone un tema y toda el aula aporta opiniones en torno a él. Se trata de una construcción colectiva de aprendizaje y conocimiento con la participación de todo el alumnado presente. Su aplicación no se restringe a asignaturas como literatura y arte, sino que también sirve para asignaturas más “científicas” como biología o matemáticas, permitiendo el acercamiento directo del alumnado al conocimiento científico y cultural sin distinción de edad, género, cultura o capacidad. Así, según el tema que trate podemos encontrarnos con tertulias dialógicas literarias, musicales, artísticas, matemáticas, científicas, pedagógicas, etc. Su uso permite comprender y construir ideas y nuevos conocimientos gracias a las interpretaciones que aportan todos los miembros del grupo. Esta comprensión intersubjetiva de un tema o texto es, sin duda, mucho más rica que la que pudiera obtener cualquier persona por sí misma. Permiten además ejercitar el derecho a la igualdad de diferencias, fomentando el respeto y el compartir diferentes puntos de vista. Consulta este enlace si quieres más información sobre tertulias dialógicas.

Consulta los otros artículos sobre metodologías participativas:

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies